HÁBITOS DE LOS PERROS


Hay hábitos comunes y hay hábitos geniales, el hábito que más nos ha llamado la atención de vuestros mensajes ha sido el de un joven pomerania llamado Dai. Cada vez que Dai sale a pasear y se dispone a orinar, en vez de levantar la pata como los demás perros, se coloca sobre sus patas delanteras y ¡orina haciendo el pino!. Además de ser todo un artista, demuestra una gran inteligencia, ya que al situar sus cuartos traseros más altos, la orina impregnará zonas que estén más arriba y el próximo can que olfateé su territorio, pensará que se las está viendo con un perro más grande de lo que en realidad es y quedará disuadido de invadirlo.

Otro hábito que nos habéis comentado y que es más común, es el de dar vueltas en círculos antes de comer, de sentarse, de hacer sus necesidades o de dormir. En el caso de un cachorro, cuando dan vueltas como locos cuando apareces con el bol de comida, está más relacionado con la emoción que con otra cosa. Sin embargo, al hacerse mayores suele ser una manera de marcar su territorio y proteger su comida. A la hora de echarse a descansar, además de para extender su olor y dejar clara su zona, también dan vueltas buscando el máximo confort e incluso rascan con la pata la cama para desprender cualquier insecto o piedrecita y que puedan descansar sobre una superficie cómoda y segura. Otro motivo puramente biológico para este comportamiento es que esté ansioso, nervioso o inquieto por estrés o energía acumulada, más habitual en los perros de ciudad.

Sin embargo, la razón más sorprendente es la de porque dan vueltas a la hora de hacer sus necesidades, y es ¡porque son sensibles al campo electromagnético de la Tierra!. Por lo que de la misma manera que las aves utilizan esta sensibilidad para saber hacia dónde migrar, los perros la utilizan para orientarse y saber dónde esta el norte y dónde el sur, siendo sus orientaciones favoritas para defecar, de esta manera, se supone que les resultará más fácil recordar y encontrar el territorio que habían marcado. Está técnica por lo tanto no funciona cuando el campo magnético está inestable, los días de lluvia por ejemplo, tardará más en decidirse y ¡probablemente no acierte!

Otro hábito común a todos los perros, es el de sacudir repetidamente la cabeza cuando nos quitan un juguete. Esta costumbre, a pesar de provenir de un ser tan adorable, sigue el ritual de "dar muerte a su caza" una vez atrapado e inmovilizado, es la manera que tienen de rematarlo, ¡no hay que olvidar que los perros provienen de los lobos!


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados